Mi granito de arena

…compartiendo mis recursos.

¿Cómo me llevo conmigo?

Leave a comment

  • Cuando te enfermas o te operan y las personas te tienen que cuidar ¿Te sientes una carga? ¿Logras recibir con gusto ese amor y cuidado?
  • Cuando necesitas apoyo económico ¿Te es fácil pedirlo?
  • Cuando estas triste y necesitas compañía ¿Sueles pedir ese apoyo?
Por otro lado ¿Cómo te sientes cuando alguien a quien quieres mucho, se deja apoyar y acompañar por ti? Generalmente, nos sentimos útiles y plenos cuando apoyamos a nuestros seres queridos… entonces, ¿por qué negarle esa sensacion a las personas que te quieren?
La ultima vez que tuve una crisis fuerte, muchos puntos de mi vida colapsaron. Di de alta a muchos pacientes y no llegaron nuevos, lo cual se reflejó en un semi-quiebre económico; estuve mal de salud y mi ánimo estaba por los suelos; mi novia tenia que pagar si salíamos, mis roomies me ayudaron a pagar la renta y mis socios me ayudaron a cubrir los gastos fijos del centro e inclusive me pagaron terapia, médico y medicinas…
Ya alguna vez, había pasado por un momento así en mi vida -y lo mas desagradable de todo- era que además de estar pasando por una crisis de la chingada, tenía que soportar sentirme una carga para todo el mundo… Esta última vez, pasó algo muy distinto; en lugar de sentirme una carga, tuve la sensación que lo hacían porque me aman -y lejos de ser una carga para ellos-, era un honor apoyarme en esa crisis.
Evidentemente, no todo era rosa; muchas emociones convivían dentro de mi. Darle espacio y voz a todas, me ayudó a poder pasar por ese evento y aprender mucho de él. También, la parte de mí que se sentía insuficiente -y como una carga- estuvo presente, pero el darle espacio y tiempo, me permitió que las partes padres también emergieran.
Sentirme valioso ha sido un largo camino en mi vida, he avanzado mucho. Aunque, como en todo, también se que me falta mucho. Una parte importante del proceso es confiar en las personas que son importantes para mi y me quieren. Muchas veces, no logro ver lo que ellos notan en mi, pero confiar en su percepción me obliga a usar esas cualidades en mi interior: conocerme me hace sentir mas valioso.
 
Sentirme valioso me lleva a poder pedir lo que quiero, poder negociar cuando los demas no pueden -o no quieren- darme lo que quiero/necesito. También, me sirve para reconocer que si los demás no me dan algo, no quiere decir que no me quieren y en lugar de ofenderme/sentirme, ceder y negociar para poder cubrir mis necesidades como adulto.
Sentirte valioso tiene muchas formas y caminos, pero -sobre todo- es un trabajo constante. Si me fijo sólo en la parte de mi que no se siente valiosa, me dan ganas de tirar la toalla; si sólo noto la parte de mi que se siente valiosa, dejo de crecer. Jugar con dónde poner mi atención es un gran recurso, pero esa es otra historia                                                                                                              Estoy enfermo.0
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s